Bienvenidos ✌


¡Bienvenidos, usuarios! Aquí nos encanta leer y compartir fanfics de todo tipo, sobre anime, videojuegos, de creación propia, poesía, películas, series y más. Para los que gustan desafiarse o entrar en concursos, aquí los hay, cada mes tenemos un concurso para que demuestres tu talento en escritura. ¿Te gusta el yuri, yaoi o lemmon? En nuestro foro hay espacio para estos hermosos géneros. Si te gustan los videojuegos, tenemos un lugar para hablar sobre ellos, así como de música, anime, películas, libros y off-topic. ¿Dudas al momento de escribir? Visita nuestro "Taller de escritura". ¿Quieres crear tu publicidad, fanclub o concurso? Claro que puedes, recorre cada subforo con libertad. ¡No te quedes con las ganas! Entra y diviértete.



Enlaces importantes ☑







Staff ★


KENSHINCROFT

▀Fundador
Enviar Mp

ALBA MEIRA

▀Administrador
Enviar Mp

Usuario

▀vacante
Enviar mp

Usuario

▀vacante
Enviar Mp



Traductor ⌨



Mejores posteadores
KenshinCroft (3828)
 
Alba Meira (1243)
 
KyoUchiha (503)
 
Kisa Shouta (414)
 
Grell Sutcliff (337)
 
Takano Masamune (329)
 
Honjo Kamatari (319)
 
Chiaki Yoshino (288)
 
Ritsu Onodera (284)
 
Hiroki Kamijou (229)
 



Escritos nuevos ❋



¿QUIERES VER TU ESCRITO AQUÍ? DALE CLIC

¡Feliz cumpleaños!
???

Recomendación semanal ✦



Scorched Earth Erotica - Cradle of Filth, William T. Spears


Tutoriales ☺


Recomendamos Mozilla Firefox para visualizar mejor el foro

Créditos ♛

El diseño del foro y códigos de su autoría, se le agradecen a nuestra administradora y fundadora KenshinCroft; en colaboración con Alba Meira, administrador. Las imágenes se obtuvieron de: ZeroChan, MiniTokyo, Devianart, CoreDesign, TombRaiderChronicles y otros sitios de Internet. Los personajes y conceptos son propiedad de sus respectivos dueños. Los Fanfics originales y temas creados por los usuarios de este foro quedan bajo su autoría. Fanfics basados en material ajeno a los usuarios, queda a propiedad de sus respectivos dueños. Tablillas html creadas por el staff u otros usuarios, son de su propiedad. Agradecemos por la ocupación de códigos y tutoriales a: Foroactivo, así como a WebTursos, Estudio Surestao, TodoProgramación, Oloblogger, Gem@ Blog, Jesus AF Web, AjaxShake, Savage Themes.tumblr, The Writer's corner, Flerex Ferwin, Click sobre click, Studios Manchego, CSS Tricks y JavaFace-ElblogdelProgramador. No robes, sé original.
Si te gustó un código, consulta las páginas mencionadas y da crédito. O bien, escríbeme un correo: GMAIL, si tienes dudas de cómo usarlos.Cualquier intento de plagio será reportado
a Foroactivo.
Por supuesto, agradecemos a todos nuestros usuarios por su apoyo al foro. Sin ellos, esto no sería posible.

Licencia de Creative Commons
La Pluma y la Ficción by KenshinCroft y Alba Meira is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://foroplumayficcion.foroactivo.mx/.
SÉ ORIGINAL Y NO COPIES.


Últimos temas

Espejo, espejo mágico [Original]

Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mini Fic Espejo, espejo mágico [Original]

Mensaje por Valyra Mistral el Mar Mar 22, 2016 1:33 pm


Abril 2016


De lo más leído del 2016





Título: Espejo, espejo mágico.
Terminado: Sí.
Autora: Valyra Mistral.
Fandom: Original.
Género: Drama, romántico.
Clasificación: Todos los públicos.
Nota de autor: Participa en el concurso “Alegoría, las letras más profundas”.

Capítulo 1
La chica de cristal

Espejito, espejito mágico. Dime, ¿quién es la persona que hay en mi reflejo?

El escenario aguarda por mi. Cada día, la tribuna se llena de ojos. Todos son distintos, sus iris teñidos de diferentes colores, sus tamaños varían. Pero todos ellos se fijan en mi. Siento las saetas que me lanzan desde su lugar. Soy como un muñeco de trapo en medio de un campo de tiro, esperando esa lluvia de flechas que llegue irremediablemente para atravesar cada parte de mi cuerpo y de mi alma.

Los ojos hablan. Sí, hablan, murmuran entre ellos y luego ríen, ríen, ríen. Ríen sin parar y también juzgan. Y vuelven a observar, y calculan, y el desprecio se muestra en sus pupilas y en sus pestañas. Son miles y no soy capaz de evitar verlos, al igual que sé que ellos me están viendo a mi. Estoy rodeada. Ellos rodean el escenario, siempre ven el escenario, y yo solo estoy a salvo contigo, espejo. A la espera, durante un respiro. Un respiro que uso para prepararme para ellos. Porque nada me salvará cuando salga a bailar. Como una marioneta, al son de la música.

En el escenario, mi vestido brilla y estoy deslumbrante. Entonces ellos ríen y aplauden, sí, los ojos también aplauden. Aplauden cuando bailo al son de la música y cuando mi vestido brilla y cuando mis zapatos de cristal les agradan... Aplauden a mi sonrisa falsa. Y entonces asienten y están contentos. Y mi sonrisa falsa se acentúa.

¿Por qué no puedo bajarme de este escenario?

Oh, lo olvidaba. El escenario está rodeado de cristal. Los ojos me miran desde las tribunas y el cristal del escenario les permite ver todo. Pero no me permite a mi escapar de sus miradas. Se me hielan y el hielo cubre mis venas y me cuesta respirar.

El cristal del escenario es solo cristal. Vidrio. No parece imposible de romper, es frágil. Con un simple dedo le doy un toque, luego, dos. Un toque, otro toque. Y el cristal se resquebraja. Se quiebra. La herida del cristal fluye, crece, viaja por todo él. Es frágil. Y poco a poco se va quebrando ante mis ojos. Y miles de esquirlas de cristal llueven en el escenario de mi actuación. Ya no bailo, ya no hay música. Se acabó la función. Y los miles de ojos miran horrorizados cómo me bajo por los escalones, dejando allí mis zapatos de cristal.

Pero es mentira. Un sueño fugaz.

La fragilidad del cristal no existe, no se puede romper. Y cuando despierto, nada era real. Y todo sigue como siempre.

¿Por qué? ¿Por qué no puedo bajar del escenario? ¿Por qué no puedo romper el cristal? Quizá sea porque en realidad... yo también estoy hecha de cristal.

Y cuando me doy cuenta de esto, no siento nada más que la breve reverberación de algo que ya sabía. Porque siempre he sido de cristal. Y el cristal no puede romper otro cristal sin romperse a si mismo. Mi cristal es igual de frágil que el cristal del escenario, y a la vez es igual de fuerte.

Si nada puede romper el cristal del escenario, entonces nada puede romper el cristal del que estoy hecha. ¿Verdad? ¿Verdad, espejo mágico? ¡Dímelo!

Si es así... ¿por qué me siento tan rota?

Las manecillas giran, el espectáculo continúa. El mundo nunca se detiene, es implacable. Sus arenas se deslizan, finas, esquivas, y nunca cesan de caer y caer hasta enterrarnos en ellas. No queda tiempo para más preguntas, nada puedes hacer por mi, espejo. He de subir al escenario.

En mi bolsillo se encuentra mi amuleto de la suerte. Es una bola con nieve en su interior. Esa nieve se parece a mi, ¿no lo crees? Está encerrada en un mundo de cristal, obligada a bailar y bailar cuando el mundo se mueve, hasta que cae y no puede seguir. ¿No es triste, espejo? Y sin embargo la miro sin cansarme. La veo caer y vuelvo a agitarla para repetir el proceso. ¿Quizá es eso mismo lo que el mundo hace conmigo? La nieve que es yo baila en el escenario del pequeño mundo de cristal, mientras yo soy los ojos y la atravieso con mil flechas mientras sonrío y aplaudo, y el mundo vuelve a empezar. ¿Quién es, espejito? ¿Quién es quien mueve este mundo para hacernos bailar? Creo que es una pregunta difícil, incluso para ti. ¿Crees que la nieve puede salir de su mundo de cristal? Si el mundo cae y el cristal se rompe, ¿puede la nieve sobrevivir?

No lo sé. Y es irrelevante. Porque no es como yo, no es el mundo. Yo no soy de nieve, sino de cristal, que caerá con el mundo. El cristal de mis párpados brilla mientras yo cierro los ojos. Yo soy de cristal, igual de frágil e irrompible que el mundo. Un mundo de cristal para una chica de cristal. Incluso mis lágrimas solitarias son de cristal. ¿Lágrimas? ¿Por qué, de dónde vienen? Si me fundo con el cristal, si soy cristal, ¿de dónde salen estas lágrimas? ¿Los ojos que me miran también las tendrán?

No lo sé. De nuevo, no lo sé. Porque los ojos no están en el escenario. No puedo saber de ellos detrás del cristal. ¿Qué piensan? ¿De qué hablan? No los escucho hablar, solo reír y gritar sin sentido. Aunque en el escenario se escuchan sus voces resonar e intentar sobreponerse a las otras, nada de su esencia traspasa el cristal.

En el escenario, siempre estoy sola.

Los pensamientos y deseos no atraviesan el cristal. El afecto no atraviesa el cristal. Y los ojos no atraviesan el cristal. Forman parte de las tribunas, no pueden subirse al escenario. El escenario es un sitio solitario, ¿verdad, espejo mágico? Todo te rodea pero nada se queda contigo. Yo me descubro de pie, con mi mirada de cristal, sonriendo a la nada. Mi sonrisa se congela en el cristal de mi rostro.

Risas, voces, flechas. ¿Por qué? ¿Por qué? No puedo eludirlo para siempre, aunque me gustaría. La carta llega, el mensaje está claro. El mundo no va a esperar por mi. Nada se detiene. El escenario aguarda, ¿lo oyes? Ya puedo escucharlos a ellos. Sus risas esperando verme aparecer con mi sonrisa de cristal. Mi canción será de cristal y bailaré hasta desaparecer... o hasta que todo vuelva a empezar.

Dime, espejo, espejito mágico, ¿algún día, el mundo dejará de ser de cristal? ¿El cristal se romperá? ¿O quizá la arena del tiempo me ahogará antes de que eso suceda? No creo que haya nadie que pueda romper el cristal. ¿Acaso no es irrompible? ¿Se puede hacer lo imposible? ¿Hay algo que me estés ocultando, espejo? Te miro con duda. Hay un resquicio de mi alma que no es de cristal.

No, eso es imposible. Se tornará en cristal, pues es el material del mundo. Y seré para siempre la chica de cristal, y quizá algún día pueda echar un vistazo a los demás escenarios. ¿Tendré entonces que reír y aplaudir? Sí, estoy segura de que sí. Entonces mi voz sonará igual de alta que la del resto, para que pueda atravesar el cristal para no decir nada. Porque, ¿qué le diría a alguien que está dentro del cristal? Vuélvete cristal. Entonces podrás entrar aquí, conmigo. Es así como funciona. Es tan sencillo, ¿por qué no lo he visto? El cristal de mis ojos es tan nítido que me permite ver con claridad cómo funciona. El cristal de mi alma me oprime el pecho, pero es normal. Es así como funciona.

No puedo entretenerme más, espejo mágico. El escenario aguarda y sabes que no hay que hacerlo esperar. Mis zapatos de cristal resuenan con mis pisadas y las últimas dudas se esconden en las sombras ante la claridad de los focos.

Es hora de actuar.


Última edición por Valyra Mistral el Sáb Abr 02, 2016 4:25 am, editado 1 vez


«Lo único que podemos decidir es qué hacer con el tiempo que se nos ha dado.»






avatar
Valyra Mistral
Originales y tema libre
Originales y tema libre
♥ Importancia : 86
⌛ Desde : 14/03/2016
☛ Me encuentro en : Viajando entre mundos
→ Me dedico a : Tejer fantasías

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: Espejo, espejo mágico [Original]

Mensaje por Valyra Mistral el Vie Abr 01, 2016 2:36 pm

Capítulo 2
El chico de aire

El escenario está listo. Esta vez, el cristal está camuflado de seda.

Mis pasos bailan a través de la seda y regalan sonrisas de cristal a todos ellos, fantasmas que rellenan la función. Me ofrecen sus sonrisas falsas y yo las atesoro como lo más preciado, y les ofrezco sonrisas falsas y falsos cumplidos. Dulces cumplidos de frágil cristal que se rompen antes de llegar a ser importantes. ¿Es importante el cristal, espejo? Resulta absurda mi pregunta si te la dirijo a ti. Tú eres cristal, igual que yo.

¿Soy importante yo? El hielo me atenaza porque no encuentro una respuesta que me satisfaga. ¿Cómo puede ser importante algo tan roto? Mis heridas no sangran y la seda las oculta. El cristal que ofrezco al mundo vestido de seda no tiene significado. No hay nada especial que yo pueda hacer, todo ha sido acordado ya, pues todo forma parte del juego.

A mi alrededor sólo hay peones que se sitúan por todo el tablero de juego. Nadie sabe dónde está el rey, pero aún así han de defenderlo siguiendo el ritmo de la partida. Y como buenos peones dan incluso su vida por su rey en este gran tablero revestido de seda y terciopelo.

El juego tiene reglas, ¿sabes, espejo? Todo juego las tiene y hay que respetarlas, seguirlas. Las reglas del juego son sencillas, pero a la vez son complejas. El cristal se responde con cristal, esa es la regla básica, la regla principal. Sonrisas de cristal que exigen de regalo otra igual, frágiles cumplidos que esperan otro igual de frágil que se resquebraje y llueva con mil esquirlas sobre la seda que forma el tablero. Solo el cristal puede jugar, lo demás queda fuera de la partida. Abandonado.

¿Podría alguien sin alma de cristal enfrentarse al mundo? Mi alma llora mil noes y el hielo congela aún más la sangre de mis venas. Esta muñeca que baila al son de la música sonreirá siempre de forma enigmática. No quedan más caminos, no hay ninguna nueva senda en el horizonte. El pasillo es largo y estrecho. Atrás quedó el laberinto que solíamos recorrer con los ojos cerrados y una carcajada en los labios. Todo eso quedó demasiado atrás. No sé qué día lo perdí, ¿cuándo fue, espejo? ¿Cuándo salí del laberinto que exploraba para entrar en el angosto pasillo que da paso al juego?

Mis zapatos de cristal se mueven por el tablero y bajo mis pies resuenan mil fragmentos de intercambios cristalinos al ser aplastados sin piedad. Pero entonces, una brisa mueve mi cabello y me hace girarme en otra dirección y olvidarlo todo.

Y veo el aire.

El aire está allí y es extraño porque no se mueve como los demás. Ellos le miran y le hacen el vacío, porque el aire no forma parte del juego de cristales. Otros intentan tornarle en cristal y le apuñalan con sus mil saetas cristalinas lanzadas por sonrisas. Pero el aire no puede ser atravesado por las flechas, ¿puede, espejo? ¡Necesito saber qué es esto! El aire me mira de pronto y yo detengo mi respiración. No me da cristal porque no es parte del juego. ¿Es parte del juego? ¿A qué está jugando entonces?

Pasea por el tablero como si fuera un amplio espacio libre solo para él, para él y nadie más, se hace su dueño y se funde con él y no deja que nadie le dicte reglas. No camina por ningún pasillo, no hay muros que le dicten el sendero. El aire se expande y corre por todas partes mientras dibuja nuevos caminos que el cristal solo puede soñar con imaginar algún día. Y vuela. Vuela por todos ellos y parece que se ríe de todos. De todos y de nadie, porque no forma parte del juego. ¿Puede haber ganado, espejo? ¿Puede reírse de nosotros? No, no puede, ¡cómo va a hacerlo alguien que no está jugando! Aún así, él ríe. Ríe por reír. ¿Por qué, espejo? ¿Por qué no llueve cristal?

¿Puede el cristal alcanzar al aire? ¿Puede el aire alcanzar al cristal?

Cuando me doy cuenta el aire está rodeándome. No es un ojo que me observa en mi escenario, sólo es aire. Y vuela. Vuela sobre el cristal de la función y lo traspasa sin problemas y se sitúa junto a mi. ¿Junto a mi? ¿Me he vuelto loca, espejo? ¿Es eso siquiera posible?

En el escenario siempre estoy sola, porque nadie puede atravesar el cristal que lo rodea. Creo que ya te lo había contado, espejo. Soñaba con hacer añicos el cristal y cubrir el mundo con esquirlas.

Pero el aire no lo hace. El aire no destruye, no ha venido a eso. No quiere romper el cristal, sabe que es irrompible aunque parezca frágil. Pero pasa a través de él, volando y riendo mientras el eco de su voz se cuela en mi interior y de pronto no estoy sola. Él está aquí, conmigo. ¿Estoy soñando? ¿Me lo puedes explicar, espejo?

En el escenario ya no estoy sola y mi alma reverbera con los ecos de la suya. Sus palabras me llegan al igual que su risa dulce, también me llegan sus pensamientos y puedo entrever una ligera parte de su alma que decide compartir conmigo. ¿Por qué su alma no es de cristal? ¿Y por qué no le importa?

¿Y por qué ha tenido que subirse a mi escenario?

De pronto, lo odio. Odio al aire que ha venido a mostrarme su dulce rostro y a reírse de mi jaula de cristal. Odio que pueda atravesar los muros y volar por mil caminos imposibles. Porque sé con certeza que algún día se caerá, debe hacerlo, porque la vida está aquí, donde los zapatos se pegan al suelo y la gente no abre sendas invisibles.

El tablero tiene sus reglas. Si te mueves de forma errónea, pierdes un turno, por eso hay que decidir bien cómo jugar. Pero él no juega. El aire no hace caso al juego y lo entorpece con sus idas y venidas sin sentido. Por eso decido que está en el bando contrario al mío. Pero entonces recuerdo que no está jugando, ¿no está jugando, verdad?

¿Cómo puedo derrotar a alguien que no está jugando? ¿Por qué me siento tan frustrada, espejo?

Cuando me mira no me regala cristales, porque solo el cristal puede jugar. Pero sí me dispara. De nuevo me siento en un campo de tiro, pero ya no soy un muñeco. Ahora soy una diana que va a ser alcanzada por los disparos de un solo tirador. Y ni siquiera sé qué demonios me está disparando, pero está acertando cada tiro y me atraviesa el corazón.

Por algún motivo, el hielo se derrite un poco. Tal vez sea por la calidez de su presencia.

Me retiro de la partida. No puedo ganar, ni siquiera puedo jugar contra él. Ellos me juzgan porque mi baile termina demasiado pronto y eso me hará perder puntos en el juego. Pero ahora no me importa, porque necesito salir del escenario donde se encuentra él.

Espejo, vengo a verte, espejo. Dime, ¿qué me ha pasado? ¿Qué me ha hecho? El aire se cuela por todos los resquicios, por los muros, por el cristal... y por mi piel. ¿Qué estoy diciendo? Necesito saberlo. La tormenta en la que me encuentro es más terrible que ninguna y no sé cómo escapar de ella. No puedo siquiera imaginar que el aire se haya colado en mi interior tan fácilmente como la arena del reloj caía sin descanso sobre mi. Mi respiración me atenaza y escucho el sonido de un cristal que se resquebraja provenir de un lugar muy lejano y profundo.

Y entonces, lo decido.

No quiero volver a ver al aire nunca más. Lo juro y lo perjuro mientras lloro lágrimas que no son de cristal.


«Lo único que podemos decidir es qué hacer con el tiempo que se nos ha dado.»






avatar
Valyra Mistral
Originales y tema libre
Originales y tema libre
♥ Importancia : 86
⌛ Desde : 14/03/2016
☛ Me encuentro en : Viajando entre mundos
→ Me dedico a : Tejer fantasías

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: Espejo, espejo mágico [Original]

Mensaje por Valyra Mistral el Sáb Abr 02, 2016 4:24 am

Capítulo 3
El mundo que se revuelve

Los deseos casi nunca se hacen realidad, pero a veces eso es bueno.

Las arenas del tiempo caen sin que nada las detenga y el azul del cielo ve pasar ante sí las hojas, que se convierten en polvo tildado de nieve para después renacer en hermosas flores que llenan los campos con su esplendor. Desde mi escenario yo también lo contemplo, observando a través del ventanal.

El aire nunca abandonó mi escenario. Su molesta presencia se tornó habitual y siempre disfrutaba riéndose del pobre pájaro enjaulado. Sus oídos incorpóreos no pueden atender a los trinos de un ser tan terrenal. Sigue paseando como un espectador del juego mientras flota sobre el tablero y se cuela en los escenarios de la gente para removerlos con su soplido.

El aire nunca deja las cosas como estaban antes de su paso. Pero conmigo fue todavía más cruel, ¿sabes, espejo? Sigo sin entender por qué tuvo que aparecer aquí. Por qué yo. ¿Quién soy, espejo? ¿Soy nieve que se revuelve ante el suave aire que la estremece? ¿Tan vana es mi presencia que solo un soplido puede removerla de tal forma? Nada permanece inmutable desde hace mucho y toda la culpa es de él, por haber osado poner el mundo del revés.

Pasé mucho tiempo maldiciendo su nombre. ¿Cómo puede un peón de cristal permanecer en pie cuando se gira el tablero? ¿Por qué no deja el mundo quieto? Veo como ellos niegan y suspiran y maldicen al aire, al igual que yo. Lo mejor sería que dejase el mundo como está, pero eso no está en su naturaleza. Vanos son los intentos de transformar el aire en cristal.

Mientras la arena caía, aprendí. Aprendí a tolerar la tormenta que arrecia. Aprendí a mantenerme firme ante ella y no caer, porque es fue lo que hice, ¿verdad? Cuando me di cuenta, ya no la odiaba. Había una ligera emoción que resonaba en las cuatro paredes de mi pecho cuando el aire se colaba en mi escenario para permutar mi mundo de cristal. Era un desafío.

Sí, el aire se convirtió en un desafío y un nuevo juego inició entre él y yo. Primero fue débil, los jugadores no sabían bien qué ficha mover ni qué estrategia seguir. Las reglas del juego ni siquiera estaban definidas. Pero poco a poco el juego fue tomando forma y se tornó más importante. Empezó a ganarse una gran parte de mi vida. Empezó a ser más importante que el juego de cristal.

¿Me he vuelto loca? ¿Cómo puede ningún juego ser más importante que ese?

Veo ante mi el tablero y a los peones que continúan sus guerras de cristal, y sin embargo ya no me parece tan urgente atenderlas. Ya no me resulta tan apremiante responder sus sonrisas con las mías, las ignoro y mis ojos sólo buscan al aire para entablar nuestro propio juego. Y en ese juego, las reglas son mucho más amplias.

La primera es que no hay tablero. Uno puede moverse por donde quiera y aparecer cuando menos se espera para hacer su movimiento a traición. La segunda regla es que no hay movimiento que no esté permitido. Se puede volar, se puede atravesar muros y se puede desaparecer para aparecer más tarde con un rayo de sol en los labios.

Se puede compartir. En este juego el escenario está abierto y las almas no son secretas. Por eso es un juego peligroso y aterrador y no hay forma de predecir lo que el otro jugador puede hacer. Y aún así, es mucho más importante que el otro juego. ¿Qué otro juego? Ya casi ni lo recuerdo.

Ellos me miran y niegan y juzgan. No entienden el juego y sólo lamentan que ya no baile para ellos. Dicen que es una lástima, que me he echado a perder y lloran lágrimas falsas. No entienden qué puede haber más importante que volver al escenario. No entienden que en mi escenario ahora somos dos, dos que ignoran la música que pretende guiar sus pasos y ya ni siquiera miran a través del cristal.

¿Por qué iba a mirar a través del cristal, espejo? ¿Por qué lo hacía antes? Las saetas que antes me alcanzaban ahora yerran todos los disparos. Y mi risa se eleva por encima de todos ellos y resuena por primera vez en mucho tiempo.

El aire me ha enseñado a reír. También me ha enseñado a volar para atravesar los muros y cruzar las puertas invisibles. El aire me ha traído de nuevo al laberinto para que lo explore con él como antaño, solo que esta vez hay nuevos y emocionantes caminos por descubrir. Las sendas que se abren ante mi son innumerables y me pregunto si todas ellas estaban antes allí o si ha sido él quien las ha abierto para mi.

«Yo siempre las he visto en tus ojos» Me dijo un día el aire cuando le pregunté. ¿Es posible que sea cierto? Quizá el cristal empañado del mundo no me dejaba ver la realidad.

Espejo, querido espejo, tengo una última pregunta para ti. ¿Es esto la libertad? Es una palabra que todos usan, pero yo nunca la había sentido. Pero ahora que por fin puedo sentir el futuro esperándome, es la única palabra que viene a mi. Te lo pregunto porque aún me quedan algunas cosas por hacer antes de abrir mis alas. ¿Lo comprendes, verdad espejo?

Mi bola de cristal cae y yo no hago nada por evitarlo. La nieve en su interior se esparce por el suelo junto con cientos de fragmentos de cristal roto y entonces una suave brisa sopla y la nieve se deja arrastrar por ella hasta volar en todas direcciones. Una melodiosa risa resuena por la habitación y entonces me doy cuenta de que es la mía. ¿Estaba equivocada todo este tiempo, espejo? Supongo que al final solo era nieve queriendo ser cristal.

Me pongo de pie, pues ha llegado la hora de partir. El escenario me espera, pero esta vez dejaré que espere un poco más. La arena no dejará de caer porque yo me ausente. El cristal del mundo seguirá meciéndose y revolviendo todo y ellos seguirán siendo peones de su juego. Nada va a cambiar en el mundo. Todo va a cambiar en mi mundo.

Cuando salgo, tú te quedas en mi habitación. No me mires así, espejo, sabes que es lo mejor para los dos. Ya no hay nada que pueda preguntarte y no hay ninguna respuesta que puedas darme. ¿Acaso no tengo razón? Sí, lo suponía. Nuestros caminos se bifurcan aquí, hace tiempo que salí del angosto y estrecho pasillo.

El escenario queda lejos y en él he dejado mis zapatos de cristal. Pensar que ellos van a usarlos para verter más gasolina a su mundo me hace sonreír. Esa es mi despedida, les dejo algo con lo que jugar. Y cuando me doy cuenta ya estoy en el andén.

«¿Estás preparada?» Me pregunta él con una sonrisa.

Su sonrisa no regala cristal, ni destruye mundos, ni rocía gasolina. Su sonrisa no forma parte de ningún juego. Su sonrisa es sólo una sonrisa. Y la mía también lo es.

«Sí» Fue lo que respondí ese día y nunca una sola palabra ha tenido tanto significado.

Ahora te recuerdo mientras pienso en todo esto, espejo, y me pregunto dónde estarás y por qué antes te necesitaba tanto. Pienso en ello mientras dejo el mundo arder en la distancia sin que me importe. Pienso en ello mientras paso flotando por el tablero vestido de seda ignorando las saetas. Pienso en ello mientras entro y salgo de escenarios ajenos que se incomodan ante mi presencia que revuelve su mundo. Y el tren se aleja cada vez más en dirección a mil laberintos que explorar.


«Lo único que podemos decidir es qué hacer con el tiempo que se nos ha dado.»






avatar
Valyra Mistral
Originales y tema libre
Originales y tema libre
♥ Importancia : 86
⌛ Desde : 14/03/2016
☛ Me encuentro en : Viajando entre mundos
→ Me dedico a : Tejer fantasías

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: Espejo, espejo mágico [Original]

Mensaje por KenshinCroft el Jue Abr 14, 2016 10:39 am

Alegoría, las letras más profundas


1º lugar











"Contemplar toda la belleza que posees, transmuta mi voluntad en la enajenación de un chiquillo al descubrir la grandeza del océano." KenshinCroft
avatar
KenshinCroft
Administrador
Administrador
♥ Importancia : 186
⌛ Desde : 30/04/2014
☛ Me encuentro en : En el mundo de la Ficción
→ Me dedico a : Escritor

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: Espejo, espejo mágico [Original]

Mensaje por Alba Meira el Vie Feb 03, 2017 8:10 pm


De lo más leído del 2016










avatar
Alba Meira
Administrador
Administrador
♥ Importancia : 208
⌛ Desde : 26/01/2016
☛ Me encuentro en : En todo el foro
→ Me dedico a : Administrador del Foro

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: Espejo, espejo mágico [Original]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.