Bienvenidos ✌


¡Bienvenidos, usuarios! Aquí nos encanta leer y compartir fanfics de todo tipo, sobre anime, videojuegos, de creación propia, poesía, películas, series y más. Para los que gustan desafiarse o entrar en concursos, aquí los hay, cada mes tenemos un concurso para que demuestres tu talento en escritura. ¿Te gusta el yuri, yaoi o lemmon? En nuestro foro hay espacio para estos hermosos géneros. Si te gustan los videojuegos, tenemos un lugar para hablar sobre ellos, así como de música, anime, películas, libros y off-topic. ¿Dudas al momento de escribir? Visita nuestro "Taller de escritura". ¿Quieres crear tu publicidad, fanclub o concurso? Claro que puedes, recorre cada subforo con libertad. ¡No te quedes con las ganas! Entra y diviértete.

Recomendamos Mozilla Firefox para visualizar mejor el foro

Créditos ♛

El diseño del foro y códigos de su autoría, se le agradecen a nuestra administradora y fundadora KenshinCroft; en colaboración con Alba Meira, administrador. Las imágenes se obtuvieron de: ZeroChan, MiniTokyo, Devianart, CoreDesign, TombRaiderChronicles y otros sitios de Internet. Los personajes y conceptos son propiedad de sus respectivos dueños. Los Fanfics originales y temas creados por los usuarios de este foro quedan bajo su autoría. Fanfics basados en material ajeno a los usuarios, queda a propiedad de sus respectivos dueños. Tablillas html creadas por el staff u otros usuarios, son de su propiedad. Agradecemos por la ocupación de códigos y tutoriales a: Foroactivo, así como a WebTursos, Estudio Surestao, TodoProgramación, Oloblogger, Gem@ Blog, Jesus AF Web, AjaxShake, Savage Themes.tumblr, The Writer's corner, Flerex Ferwin, Click sobre click, Studios Manchego, CSS Tricks y JavaFace-ElblogdelProgramador. No robes, sé original.
Si te gustó un código, consulta las páginas mencionadas y da crédito. O bien, escríbeme un correo: GMAIL, si tienes dudas de cómo usarlos.Cualquier intento de plagio será reportado
a Foroactivo.
Por supuesto, agradecemos a todos nuestros usuarios por su apoyo al foro. Sin ellos, esto no sería posible.

Licencia de Creative Commons
La Pluma y la Ficción by KenshinCroft y Alba Meira is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://foroplumayficcion.foroactivo.mx/.
SÉ ORIGINAL Y NO COPIES.


Mejores posteadores
KenshinCroft (3844)
 
Alba Meira (1289)
 
KyoUchiha (503)
 
Kisa Shouta (426)
 
Grell Sutcliff (354)
 
Takano Masamune (351)
 
Honjo Kamatari (334)
 
Ritsu Onodera (299)
 
Chiaki Yoshino (288)
 
Hiroki Kamijou (229)
 

Últimos temas
» Te juro que fue él [Historia colectiva - Concurso La Historia colectica + original]
Hoy a las 10:16 pm por Angelina Durless

» Superheroes World - Foro de Rol Marvel y DC
Hoy a las 9:30 pm por Alba Meira

» Cómo comprar
Hoy a las 9:28 pm por Angelina Durless

» Boku no Hero ROL (Afiliación Normal)
Hoy a las 2:44 pm por Alba Meira

» Mundo Subterráneo {Afiliación Elite}
Hoy a las 2:40 pm por Alba Meira

» ¿Y quién soltó al monstruo? [Mafia]
Miér Oct 18, 2017 8:55 pm por Alba Meira

» Tabla de Registros
Miér Oct 18, 2017 1:40 pm por KenshinCroft

» Premios sorpresa
Miér Oct 18, 2017 1:24 pm por KenshinCroft

» Tú sabes que lo necesito
Miér Oct 18, 2017 12:41 pm por KenshinCroft

» Tu héroe con amor, Fred
Miér Oct 18, 2017 12:30 pm por KenshinCroft

» Es imposible que me detenga
Miér Oct 18, 2017 12:22 pm por KenshinCroft


¿Cómo te encuentro?

Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mini Fic ¿Cómo te encuentro?

Mensaje por KenshinCroft el Miér Mar 16, 2016 3:45 pm


Abril 2016


De lo más leído del 2016





Título: ¿Cómo te encuentro?
Terminado: Sí.
Autor: KenshinCroft
Fandom: Sekaiichi Hatsukoi
Género: Romance, drama.
Crossover: No.
Advertencias: Ninguna.
Clasificación: Para mayores de 12 años
 Nota de autor: Para la actividad "Alegoría, las letras más profundas"


¿Cómo te encuentro?



Capítulo I
Desde el riachuelo

¿Qué es lo que quieres buscar?  ¿Cómo puedo encontrarte? ¿Qué quieres encontrar? Lo más profundo de ti, aquello que ni siquiera tú has descubierto. Sé que puedo llegar hasta ese lugar. Sólo permite hacerlo. Te conozco, mas, no puedo permanecer frente a estas aguas. Tú, el alma que revive a mi cuerpo y lo dota de un nuevo espíritu, me embelesas y no puedo contenerme. ¡Tengo qué encontrarte! ¿Por qué no quieres que lo haga? No me importa tu pasado, te amo ahora; el alma que respira en tus carnes, tú, el fin de mi amor, de mi demencia. No tienes idea de cuán delicioso es ser un demente… No, no tienes idea. Eres dueño de mis pensamientos; ellos te evocan y no puedo negarles tan bellísima labor. Evocarte, ¿qué es evocarte? Los colores se fusionan contigo, no importa el rojo, ni el azul, ni el lienzo; ellos tienen tu color. ¡Cómo iluminar el sol, con un color tan deslumbrante como el tuyo! Es tan pequeño. Los ríos necesitan más que aguas. Los pájaros, ¡tan sólo parecen los pétalos de un cerezo! Imitan sus movimientos, y flotan casi igual. Nadie detiene al viento. ¿Es cierto, nadie detiene al viento? Por ahora, nadie lo hace. ¿Qué estoy haciendo? ¿Qué hay en el horizonte? Allá, los gigantescos pasos del sol, agrietados, llanos, quebrados, cristalinos; allá no todas las almas los tocan, no todas las almas descubren el principio de estos sublimes rayos. ¿Por qué se forman así? No, no es el sol; no puedo dejarlo aquí. Tampoco nadie detiene los pasos brutales del sol, calcinan a los débiles, embisten a los fuertes; no obstante, acarician a los obstinados. ¿Qué hay en este punto? La razón de esos pasos, no es nada sencilla. Estoy tan seguro que no puede brillar aquí el sol. ¿Un río? No, ¿para qué navegar en los rayos del sol? Muchos lo hacen y terminan perdidos; hastiados y decepcionados. Yo buscaré la razón de los pasos del sol. El crepúsculo es eterno, el tiempo aun así, no perdona, ¿eso importa? Me adentraré a lugares que no tienen color, no están muertos, soportan sus muros la presión de nuestro tiempo, sólo de nuestro tiempo. Empero, con tu alma, todos los rincones se abrirán para nosotros. Mírame, necesito más de esa bendición. ¿Por qué te niegas? Los rayos del sol me esperan, el tiempo no, ¿y tú? Eres más testarudo que el tiempo. ¿Qué puedes mostrarme? He visto tus lindas perlas marrón, he besado todo tu cuerpo, te he tocado; no, no te he podido tocar cómo he querido. Hemos llegado a la cumbre de nuestras demencias, y hemos sentido cómo nuestras almas se observan y se besan, más que nosotros mismos. ¿Qué eso no es sagrado? El camino se ha detenido. No quiero atajos. Es sumamente sagrado. ¿Quién es capaz de encontrar el más perfecto orbe dentro de obscuras grietas ahogadas en un pantano de almas? Pocos son los hombres que se vanaglorian de hacerlo. ¡Sí, vanaglorian! Un orbe como el tuyo, debe mantenerse más alto que la copa de Zeus, más alto que la mística torre de Babel; resguardado más allá de la caja de Pandora. Tan magnánimo, que todos los tesoros del Olimpo, y los secretos del Inframundo, se tornan minúsculos.  ¿Por qué no puedo continuar el camino? Los rayos de sol tampoco lo iluminan. ¡Qué razón hay para privarme del centro de tu orbe! No soy ajeno, me conoces de todas partes: del cuerpo, del alma, de las palabras; nunca me silenciaría ante tus deseos. ¿Y tú? ¿Cuándo cruzaremos tu profundidad? Sabes que lo haré. No estoy dispuesto a quedarme aquí. Cuando atacas, pierdo el control en mis dominios, no sé dónde me encuentro ahora. ¿Qué hay en ti? Los colores no pueden definirse sin tu alma. Apiádate de mí.

Todo me da vueltas, ¡por qué! ¡Deténganse ahora! No puedo continuar así. Te necesito. Conozco la mesura, pero tú eres tan egoísta. Las cuencas no se abastecen por sí mismas, el agua las busca; ¿alguien puede detener la fuerza del agua? No, y quién lo haya intentado, perdió el juicio y más. ¿Qué habrá luego del crepúsculo? No quiero terminarlo así. Parece que está muerto.  Una vez te arrepentiste que tocara tu alma. ¿Por qué los prados que florecen, prefieren estar solos? Puedo ser también como el viento; no te lastimaría, acariciaría cada poro de tu piel, cada hebra de tu cabello, cada risa… ¡Todo lo haría mío! No temas, nunca te haría daño. Un alma tan noble, observa el corazón de otra alma, y desea ese corazón.  ¿Por qué no sobrevolamos el crepúsculo? ¿Qué es lo que necesitas? Los lobos intentarán comernos, los otros, querrán despojarnos de nuestra belleza; las sombras retumbarán en todas partes, y las campanas nos delatarán; ¿a eso temes? ¡Qué hombre no se ha aventurado! Yo sólo quiero llegar al fondo de tu orbe. ¡Quiero imbuirme de su interior y ser dichoso de conocerte! Correríamos por este camino. No necesitaría de buscarle un sentido. Los ríos allá, los montes enfrente y los pájaros con los pétalos. Te respiro a veces; sé que me lo impides. Mas dime, ¿tú eres capaz de controlar el corazón de cada hombre? ¿Puedes silenciar los latidos de cada corazón? ¡Cómo lo harías! ¡Cómo controlarías la razón de cada alma! No puedes con la mía, yo, quien te ha abierto todas las habitaciones de mis demencias. Y no podrás con mi alma. Un ser tan hambriento, es capaz de alcanzar hasta lo que él temía.  Este árbol nos protegerá, por eso lo he puesto aquí. Puedo advertir cómo mis energías se empobrecen. Intento mantenerlas estables. ¿Has querido estar vivo, aun en un cadáver? No quiere decir que me haya podrido, pero tú vas consumiendo mi vida. Sería absurdo bloquearte, porque yo te amo. ¡Cuántos no hay esperando ser consumidos! Sí, consumidos.  El otro devora, y el otro se lo permite. No puedo negarte nada de mí. Te he fusionado con mi carne y con mi alma, como si ya no deambulara solo; te respiro, te pienso, te deseo; te evoco y vives en mí. ¿Podrás hacer tú lo mismo? Sentir ese intenso poder que asciende desde tus pies hasta tus pensamientos. Quieres reírte, y a la vez, quieres frenarlo. Poco son los que lo dominan; y muchos son los que sucumben en la bendita locura. Tal vez tú lo dominas, empero, yo no. Tu orbe me seduce con la sutileza de las cortinas al viento; una caricia tras otra. Dime, ¿quién es capaz de resistirse? O eres una gran roca, o un ser que está dispuesto a vivir. Ni siquiera puedo ver las praderas, no puedo imaginarlas. Tú no estás todavía ahí.

¿Qué es lo quieres buscar? Estoy envuelto en el cosmos de tu ser. Me sentía atrapado, no obstante, la finura de tu tacto y tu elocuencia para hablar, me invitaron a tu cosmos. Tú también lo permitiste. Estoy viviendo, y viviéndote. No me pidas que me aparte, si lo haces, te vas a llevar casi toda mi alma. Y este bosque, fenecerá junto con el sol. No puedo desprenderme este manto, es imposible. ¿Cómo curas a alguien de su demencia? Te he entregado más que mi cuerpo; por eso, estoy hambriento. No, no te culpo, pero eres la razón de mi sed. Necesito beberte, y en grandes cantidades. Yo me encargaré de que no te agotes, ¡deliciosa fuente de vitalidad! Viviremos luego del crepúsculo, te encontraré y descubriremos el origen de los pasos gigantes del sol.  ¡Puedo ver un tramo más del camino! El que cruza los montes y se esconde del crepúsculo. No tardaremos en encontrarlo. Por ahora, mi alma descansa. Está ansiosa por besarte y realmente tocarte. ¿Te imaginas absorberme? ¿Te imaginas delineándome? ¿Te imaginas creándome? La búsqueda nos espera a ambos.


Última edición por KenshinCroft el Jue Abr 14, 2016 12:40 pm, editado 2 veces








"Contemplar toda la belleza que posees, transmuta mi voluntad en la enajenación de un chiquillo al descubrir la grandeza del océano." KenshinCroft
avatar
KenshinCroft
Administrador
Administrador
♥ Carisma : 187
⌛ Desde : 30/04/2014
☛ Me encuentro en : En el mundo de la Ficción
→ Me dedico a : Escritor

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: ¿Cómo te encuentro?

Mensaje por KenshinCroft el Jue Abr 07, 2016 11:54 pm

Capítulo II
En la caverna

Hoy estaba a punto de encontrarte. Contigo, los ríos fluirían con más fuerza, tendrían más pececillos, más vida debajo de sus aguas y entre sus rocas. El tono gris, podría brillar más que la plata, el agua luciría virgen. ¿Puedes explicar por qué tus colores relucen tanto sobre mi alma? Sólo sé que soy capaz de envolverme en cada brillo y color tuyos. Te aseguro que he volado. Mas, todavía no he surcado. No hay tiempo para cruzar al otro lado de los montes, donde los pasos brutales del sol terminan. Pero tampoco, quiero ser un esclavo. ¿Quién quiere ser esclavo en un alma donde se desea ser libre? No sé por qué eludes la belleza de este orbe. Tú posees una vitalidad que no imaginas ni conoces. Mi alma te busca desde entonces. ¿Qué es lo que temes que encuentre? No osaré atravesar esos montes sin ti. El río puede secarse, lo he considerado si me pierdo, o si nunca te muestras. No sé qué hacer con el río. Te he subrayado antes que no me importa tu pasado, ni tengo miedo sobre quién eres, sólo te amo y quiero entrar a tu alma. ¿Qué escondes? No me temas. ¿Temer a un alma que busca bondad? Sí, tú eres el más alto pedestal de mis expresiones. Míranos, no hemos sido capaces de acercarnos al sol. ¿Por qué? ¡Toma lo que desees de mí, yo soy la criatura que rescataste del océano! No puedo darle ese dulce toque porque faltas tú. El río puede secarse, yo puedo desaparecerlo.

¿Desde qué tiempos he estado buscando un obre cómo el tuyo? Tal vez desde que me inicié en el descubrimiento de mi alma, despertar esa belleza interior que yo desconocía, y tú, la elevaste a unos niveles descomunales. Por esta razón, estoy hambriento de tu alma. ¿Por qué me eludes? Te has entregado a mí, y hemos conectado nuestros alientos y nuestras risas. ¿Qué más debo ofrecerte? ¿Qué hace la naturaleza para continuar con su creación? La deja ser. ¡Me confundes! La bondad no debe mantenerse oculta, es lo que más resalta de cualquier alma; los corruptos relucen menos, otro están apagados. Tú nunca te has apagado para mí, de hecho, antes de saber tu nombre, ya deslumbrabas los pasillos dónde yo te miraba. ¡Absorbe todo de mí! Nada te arrebataré, de hecho, nos mezclaremos para formar un solo cuerpo, amor mío. No pierdes nada, siendo tú tan bello y perfecto, no pierdes nada.

Entiéndeme, sólo quiero quedarme en ti y conocerte. ¡Estoy loco por ti! Ahora no puedes detenerme. Y no lo haré. No me pidas que deje de amarte, será algo imposible para mí. Tendrías que arrancarme el alma. ¿Acaso podrías hacerlo? No eres tan malo. No eres capaz de hacerlo, te conozco. Tendrás un carácter fuerte, pero tu alma es bastante dulce. Por eso, también me tienes enraizado a ti. No puedo alejarme de lo que me da vida, por eso me cuesta contemplar este paisaje sin el sol y el río. Es verlo sin ti.

Derramaste la leche sobre mi chaqueta, no coqueteabas, fue para alejarme de ti. ¿Por qué? No puedo quitarme esto de mis pensamientos. Los devora, no sólo eso, casi fulminan las delicadas imágenes tuyas, las quiere aniquilar. Mas no quiero. Estoy enamorado y bien sabes, que a estas alturas, esa clase de proceder, empobrece la madurez. ¿Qué no te gusta? Detesto encontrarme en medio del bosque, las hojas crujen y yo me exaspero. Ese irritante sonido se clava en mi corazón, y no sabes lo molesto qué es. ¿Habrá algún modo de evadir el sol desde cualquier punto? Puedo llevarlo al centro, pero de ese modo, todos nos verían y quiero encontrarme sólo contigo. El sol ilumina ciertas partes, así debe ser el ángulo. Precisión, en tus ojos y en tu cuerpo, en tus labios. No, no la encuentro. ¿Qué sientes cuándo te beso? ¿Acaso no dijiste que un rayo de electricidad encendía una y otra vez tu cuerpo? ¿Qué tu piel se erizaba poro, por poro? ¿Qué tu sexo se avivaba con cada beso, lo que te dominaba y ya olvidabas la mesura? ¿Estabas mintiendo? ¿Qué clase de persona se altera por el beso de su amante? ¿O no somos amantes? ¡Quiero arrojar esta maldita taza de café por la venta! ¡Quiero escuchar cómo se quiebra! ¡Cómo muere, quiero escuchar cómo muere! ¡Por qué te alteraste! Temo enojarme por una estupidez, amor mío. ¿Y para qué enfadarse? Es bueno experimentar nuevas cosas de vez en cuando. ¿Verdad? Sabes que estoy a tus deseos, a tus fantasías; las he cumplido. Una vez advertí cómo tus pupilas se dilataron mientras charlábamos durante la cena, me introdujiste a tu vórtice. Sentí un poco de miedo, te asemejabas a un felino, tenías la vitalidad de uno. Mi carne se corría entre tus incisivos. Tal vez la serenidad de nuestras palabras te motivo a buscar algo más peligroso. Tu espíritu es espontáneo, por eso me encantas. Nos enloquecimos con tus labios, todo lo abarcabas. Me pediste tocarte, producirte ese estallido de sensaciones tan deliciosas. Por supuesto que no me negaría a ti, nunca lo haría. La noche era muy fresca, contrastaba con la temperatura de nuestros cuerpos. El café de tus hermosos cristales se intensificó más que la misma luna. Irradiabas tanta luz, pero no me cegaste. Los mantos que nos cubrían, ahora resaltan. Puedo ver cada matiz de ellos, desde el blanco, hasta el rojo. Surge un nuevo azul. ¡Hay un color café, es exactamente el tuyo! Quisiera tener así tu alma, llegaría a los montes. Me pediste que nos quedáramos sin aliento y que intercambiáramos las almas— ¿eso es posible?—te pegunté, y tú, con el dulce movimiento de tus labios sobre mis oídos, controlaron mi cuerpo con una sutileza impresionante, apenas sentí el movimiento de mis brazos. Empero, ahora mismo veo cómo te delineé la espalda, húmeda, suave y con una acentuada forma, que en este momento, mis manos dibujan en mi pierna. Sí, amor mío, el río puede fluir, las rocas también aparecen, los pasos brutales del sol, van trazando su camino. El camino al bosque parece más claro. Hay un nuevo sentido. ¡Puedo visualizarlo! ¡Qué júbilo se inyecta en mis venas al tener un nuevo escenario! Si tú lo contemplaras conmigo, verías más de lo que yo puedo crear. Un alma como la tuya, tan agraciada, posee dotes que yo no. Eres tan bello. No puedo tomar toda tu hermosura, por eso pido escrudiñar tu alma, no para invadirte, simplemente porque posees el orbe que he estado buscando.

¿Quién puede confiar en un espíritu endeble y sin ganas de vivir? Tu aura vibra en todo el bosque. Los árboles comenzarán a darnos frutos, las criaturillas le darán más estabilidad; los rayos del sol se dividirán infinitamente. Tal vez la lluvia aparezca, aún no lo sé. ¿Quieres que el agua provenga también de los cielos? Eso significaría quedarme en tu bello espíritu. Retrocedes también en mis pensamientos.

¿Crees que puedo vivir así? ¿Qué tan fuerte crees que puedo ser? ¿Qué tan fuerte puedes ser tú? Quisiera resolverte ahora mismo esta cuestión, sin embargo, retrocedes. Lo has hecho tanto que puedo verte casi como en el fondo de un vaso de cristal. ¿Qué tan lejos te has ido? Nuestros hombros se rozan en el lecho, pero ya no pueden juntarse. ¡Qué hostilidad!

El cielo se cae y no puedo detenerlo, quisiera recibir ahora mismo esos gigantescos fragmentos del cielo, todo se oscurecería y dormiría sin tener que estar al tanto de mi corazón o de mi estómago, y sobre ti… ¿Qué hay sobre ti? Podría odiarte ahora. Mis colores se esfuman, no tienen ni un maldito sentido. Están secos, palidecen. Los montes siguen firmes pero no lucen como un emperador. El sol pierde fuerza. El río se está consumiendo. Nadie quiere estar con nosotros. Te podría borrar ahora mismo.









"Contemplar toda la belleza que posees, transmuta mi voluntad en la enajenación de un chiquillo al descubrir la grandeza del océano." KenshinCroft
avatar
KenshinCroft
Administrador
Administrador
♥ Carisma : 187
⌛ Desde : 30/04/2014
☛ Me encuentro en : En el mundo de la Ficción
→ Me dedico a : Escritor

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: ¿Cómo te encuentro?

Mensaje por KenshinCroft el Jue Abr 07, 2016 11:59 pm

Capítulo III
La razón del bosque

El cielo se cae.

Mi pobre alma me suplica cerrar los ojos. Está sedienta. Hemos charlado hoy, amor mío. Bastó con fijar tus hermosos cristales sobre mí, estoy embelesado. ¡Qué clase de criatura eres! Pudimos esfumarnos, uno del otro, y arrojar al abismo todo esto, empero, aquí estamos. Tu frialdad habló demasiado. Pero, esta vez, nos escuchamos. Consumamos más que nunca; descubrí nuevos senderos en tu espalda y en tu cuello. Desde tus piernas, los montes se fortalecieron. Yo pude explorarlos. Tus brazos exploraban mi cuerpo. ¿Y qué encontraste? Todo lo que tú quisiste. ¿Te he encontrado? Parece que sí. Detrás de los montes, los pasos brutales del sol, tenían otro color. Los pude ver, eran sólidos y perdían fuerza conforme avanzábamos. Tú los viste. Caminamos por la hojarasca, en medio de los pies de los árboles. ¿Viste el sol? Sí, porque cerrabas los ojos cada vez que besaba tu cuello. Dijiste que mis ojos absorbían la luz del sol, y los mantuve abiertos para ti. Pondré el río a nuestro costado izquierdo, así no perderé el ritmo de tu voz. ¡Me enloquece escucharte cerca de mí, con ese dulce timbre, qué delicioso!

Quisiste perderte dentro de mi alma. Lo hiciste, no te escondí nada, amor mío. Continuamos así por no sé cuánto, pues ya no sentía mi alma dentro de mí, te sentía a ti. Estábamos fusionados cómo en aquélla ocasión. ¿Recuerdas? Todo el cielo tiene matices. Es tan fácil verlos ahora. Nos cubrirá lo que está cerca del sol, el resto será para los otros. ¿Ves cómo nos alimentos uno del otro? Con tu alma, más abierta que antes, los senderos nacen de muchas partes, incluso yo, desconozco desde dónde. Mi corazón latía con un ritmo especial, parecía ir de prisa, empero, si fuera un músico te describiría con la melodía que en ese momento escuchaba. Tal vez iba a tu paso, o al mío, o al nuestro, pero mi pecho tenía una vibración tan pícara. Las energías que invertimos no parecían agotarse, tú te renovabas en cada beso, estabas adentrándote a mi alma. ¿Qué viste? Me dijiste que todo era hermoso y delicioso. Desde que nos vimos por primera vez, mi sensualidad te corrompió. –Tú también lo hiciste.— Te respondí jadeando. ¡Qué frenesí! ¿Tú puedes controlarlo? No, eres muy débil ante él. Eres más débil que yo. Tú sabes que mis impulsos los haces tú. Las hojas tienen muchos contrastes, puedo enumerarlos. ¿Qué clase de magia posees, amor? Puedo crear un escenario. El sol se mantendrá dónde lo dejé. La lluvia aparecerá en el sitio que le designe.

— ¿Entonces qué quieres buscar?—me preguntaste entre risas

— ¿Y tú que quieres darme? No voy a rendirme. Tengo mucho que darte, ¿pero tú? —Te respondí mientras nos embelesábamos en un beso.

— ¿Qué no has encontrado mi alma?

—Sí, mas, ¿por qué tengo hambre? Tú eres más, amor mío, no puedo quedarme así. —Te mordí los labios.

— Ni siquiera sé que tanto me he sumergido yo, ¿por qué querrías hacerlo? —Me intrigas con tu hermosa voz cerca de mis oídos.

—¿Tienes miedo, Kisa? Yo no tengo miedo de que te ahogues en mis mares.

—Detesto que hables con seguridad. —Terminaste humedeciendo mis labios con los tuyos.
¡Sí, aquí están! Los árboles, las hojas, las criaturas del bosque, el río, ¡por Dios, el río fluye! Dime más, ¡habla más, alma mía! ¿Qué encontraste en él?

Los lechos que hallé en el bosque, los creaste tú. No me aterra perderme en el bosque. A ti tampoco, sabes que te encontraría. ¿Ves la belleza de este cielo? Nunca lo has contemplado. Has vivido en otro mundo. Este lo hemos creado, por fin hemos creado un mundo. ¿Qué deseas tener en el bosque? Todo es por ti y para ti. ¡Cuánta vivacidad hay en él! Le pondré otras rocas aquí, más pequeñas. No les toca resaltar, a ellas no.

¿Un pececillo? ¿Dónde? ¡Ah, así, el río! ¿Qué mares alimentará? Me gustaría saberlo. No obstante, tú debes guiarme hasta esos mares, amor mío. Un capitán.

¡Canta para mí, vida mía! Las flores caen del cielo. Mira qué inocentes lucen. Así tenías los ojos cuándo te vi. Empero el espejo de tu alma era más voraz. Y no tuve miedo, quería tenerte.

Detrás del sol hay una exquisita cascada de color naranja, con más infusiones de café, tus ojos. Están en todas partes, eres el creador de mi escenario.

Ahora el bosque posee una entrada. ¿Cuándo finalizará el bosque? No lo sé. Debe ser un secreto, hay que descubrirlo juntos.

Los pájaros retoman su vuelo. Los alejaré del sol. De este modo, equilibrarán nuestro escenario.

¿A dónde vas? No pueden aventurarte a entrar en el bosque. No te perderías, pero, ¿por qué quieres ir solo? No habrá nada que le encuentres sentido, amor mío.

Tus colores, ya los tienes. Son más poderosos que el sol. Pequeña esfera de fuego. Puedo oler tu cabello, es fresco, lo mezclaré con el viento. ¡Mira cómo hay hojas detrás de ti! ¡Mira lo colosal que eres! Dominas al sol, incluso puedes estrujarlo si deseas.

Puedo ver tu sonrisa. ¡Dame tu calor!

¿Ves los montes? Detrás de ellos, los pasos brutales del sol se debilitan, se quiebran como las arenas antiguas del mar. ¡Qué endebles son! Sólo detrás de los montes, la tierra se puede privatizar para nosotros.

Todo fluye Kisa.

La perfección de tu sonrisa en medio de este escenario, eclipsa la belleza de un amanecer: tú eres el sol, el río, los árboles, las hojas, el viento, el cielo, los pájaros, la cascada de color naranja, eres mi alma.


—¿Cuánto nos ha tomado, amor mío? No sé si he logrado captar cada rasgo tuyo, Kisa, el arte no tiene determinación. –Te pregunto. – ¿Qué tan fiel es mi contemplación a ti? ¿Qué tanto un hombre es capaz de captar de la belleza de otro? Ahí está lo que había querido encontrar: por fin sonríes para mí. No estás fingiendo, no estás perdiendo el tiempo. La luz existe en ti. Eres la razón de este cuadro. En esto, mi alma se ha regenerado. Eres amor, y eres la sutileza de todos mis deseos y de todas mis locuras. Eres el arte de mí existir.








"Contemplar toda la belleza que posees, transmuta mi voluntad en la enajenación de un chiquillo al descubrir la grandeza del océano." KenshinCroft
avatar
KenshinCroft
Administrador
Administrador
♥ Carisma : 187
⌛ Desde : 30/04/2014
☛ Me encuentro en : En el mundo de la Ficción
→ Me dedico a : Escritor

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: ¿Cómo te encuentro?

Mensaje por KenshinCroft el Jue Abr 14, 2016 10:38 am

Alegoría, las letras más profundas


2º lugar











"Contemplar toda la belleza que posees, transmuta mi voluntad en la enajenación de un chiquillo al descubrir la grandeza del océano." KenshinCroft
avatar
KenshinCroft
Administrador
Administrador
♥ Carisma : 187
⌛ Desde : 30/04/2014
☛ Me encuentro en : En el mundo de la Ficción
→ Me dedico a : Escritor

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: ¿Cómo te encuentro?

Mensaje por Alba Meira el Vie Feb 03, 2017 7:39 pm


De lo más leído del 2016










avatar
Alba Meira
Administrador
Administrador
♥ Carisma : 219
⌛ Desde : 26/01/2016
☛ Me encuentro en : En todo el foro
→ Me dedico a : Administrador del Foro

Volver arriba Ir abajo

Mini Fic Re: ¿Cómo te encuentro?

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.